Mas Oyama

photo

Nació bajo el nombre de Yong I Choi el 27 de Julio de 1923, en una villa cercana a Gunsan, en Corea del Sur. Desde pequeño se destaco por tener un espíritu indomable, luego de haber tenido algunos problemas con su padre, es enviado a la granja de su hermana en Manchuria (China), allí tiene sus primeros contactos con las artes marciales. En esa época era muy común que por la gran cantidad de conflictos internos que vivía la región, a las granjas llegaran a emplearse como jornaleros, algunos guerreros sobrevivientes a los constantes conflictos. Uno de estos ex militares, llega a trabajar como obrero en la finca y tuvo un problema con un trabajador antiguo el cual se destacaba por su gran tamaño y fuerza, el combate no se extendió ya que sin gran dificultad este guerrero venció al gran campesino, esto impresionó al joven Oyama, el cual comenzó a asediar a este guerrero para que le enseñara... Después de mucha insistencia y mas con el fin de deshacerse del niño, que porque realmente estuviera convencido de sus cualidades, acordaron una dura prueba: patear 1.000 veces seguidas una pequeña rama de un árbol; si la prueba era superada le enseñaría sus técnicas de combate. El maestro sé escondió para ver el fracaso del niño, pero cual seria su sorpresa al ver que ese pequeño niño se esforzaba sin parar por cumplir la meta fijada. Tal fue la impresión que le causo que realmente comenzó a entrenarlo en una eficiente técnica de combate llamada CHAKURIKI, de la cual hoy día se conoce poco. Desde esa época ya comenzaba a destacarse lo que luego le haría famoso ... un férreo espíritu.


photo
Gichin Funakoshi

En1938, a la edad de 15 años, Mas Oyama viajó a Japón con el deseo de ingresar a una escuela de aviación y convertirse en piloto de combate, pero se vio obligado a abandonar su sueño y empezar a trabajar. Continuo practicando Judo y boxeo y su interés por las Artes Marciales le llevo al Dojo de Ginshin Funakoshi en la universidad de Takushoku, y así comenzó su practica en Karate de Okinawa. Con gran dedicación, Mas Oyama progreso rápidamente, a los 17 años era 2 Dan, y a la edad de 20 años, obtuvo su 4 Dan, cuando entró al ejercito imperial japonés. Tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, Oyama, así como muchos jóvenes japoneses, estaba sumido en una crisis personal. Encontró una forma de vencer su desesperación, entrenando con So Nei Chu, un maestro coreano gran exponente del Gojo Ryu Karate. Este gran maestro, conocido por su poder físico y profunda inclinación espiritual, tuvo una gran influencia en el joven Oyama. El maestro So le enseñó la inseparabilidad del Budo y los fundamentos del Budismo. Después de algunos años de entrenamiento, el maestro So aconseja a Mas Oyama para aprender a dominar su indomable espíritu, hacer un fuerte compromiso y dedicar su vida al camino marcial retirándose a un refugio en la montaña y asi entrenar su mente, su cuerpo y por supuesto su espíritu.

En 1946, Mas Oyama fue a entrenarse a un remoto lugar, el monte Kiyosumi en la prefectura de Chiba. Estaba acompañado por uno de sus estudiantes llamado Yashiro. Un amigo, el señor Kayama, les enviaba víveres cada mes. El entrenamiento era extremadamente fuerte - 12 horas al día sin días de descanso, pararse bajo una fría cascada, romper piedras de río con las manos, usando los árboles como makiwara y saltar sobre plantas cientos de veces al día. Gracias a este riguroso entrenamiento, Mas Oyama aprendió a dominar la tensión mental causada por la soledad, pero Yashiro no pudo aguantar y renuncio después de 6 meses. A los 14 meses, el Sr. Kayama dijo a Oyama que, debido a circunstancias imprevistas, no podía seguir patrocinando su retiro en la montaña, y fue así como el plan original de Oyama de permanecer en soledad por tres años llegó a su fin. En 1950, Mas Oyama inició sus famosas batallas con toros; en parte para poner a prueba su fuerza y también como falta de contrincantes lo suficientemente fuertes para su entrenamiento Karate. En total, Oyama luchó contra 52 toros, matando a tres al instante y cortó los cuernos de 49 de ellos con el borde de la mano (SHUTO).

En 1952, viajó a Estados Unidos por un año haciendo demostraciones de Karate en vivo y por televisión. Durante los siguientes años, enfrento varios desafíos, resultando en combates contra 270 oponentes diferentes. La mayoría de ellos eran derrotados de un solo puño. Un combate no duraba más de 3 minutos, y algunos tan solo unos cuantos segundos. Se le empezó a conocer como GOD HAND (la mano de Dios), una manifestación viviente de la máxima de los guerreros japoneses y se le dio el apodo de ICHIGEKI (el que noquea o elimina de un solo golpe).

photo

Mas Oyama abrió su primer dojo en 1953 en Ikebukuro, Tokio. Era el momento en que la fuerza de su Karate estaba en su punto más alto, así que los entrenamientos eran muy severos.
Ante la novedad del concepto de Karate de contacto, los miembros del Dojo se tomaban el Kumite (combate) muy en serio, estando dispuestos a dar y recibir. Con pocas restricciones, se atacaba a la cabeza usualmente con la palma de la mano e inclusive se permitia el golpe a los genitales. Muy diferente a lo que todo el mundo cree, con la creación de Oyama Dojo aun no se da por creado el concepto de Kyokushin Karate. Este Dojo inicial justamente fue el sitio de experimentación y puesta en practica para el inicio de lo que posteriormente se conocería como KYOKUSHI KAI KAN La primera escuela de Oyama fuera de Japón se abrío en 1957 por Shihan Bobby Lowe en Hawai.

 

photo
Bobby Lowe

En 1952, Mas Oyama dío su primera demostración en Hawaii. Allí, Shihan Bobby Lowe concretó una cíta con él y empezaron a entrenar juntos. El padre de Bobby Lowe era instructor de Kung Fu, así que habia estudiado las artes marciales chinas por un largo tiempo. Habia experimentado con varios métodos de combate; cuando tenia 23 años, obtuvo 4 Dan en Judo, 2 Dan Kempo y ShoDan en Aikido. Pero la poderosa demostración de Mas Oyama lo había impresionado. Mas Oyama invitó a Bobby Lowe a entrenar en Tokio; él aceptó y entreno por año y medio. De esta forma Shihan Bobby Lowe se convirtío en el primer UCHI-DESHI (alumno interno) de Kyokushin, una tradición que más tarde sería conocida como los WAKAJISHI ó los Jovenes Leones de Oyama, donde solo algunos seleccionados eran escogidos cada año para dedicarse por completo al Karate por mil días.

photo
Oyama Dojo

La construcción de los cuarteles generales se inició en 1963. Fuerón oficialmente abiertos en 1964. En este momento cuando se muda el nombre de OYAMA DOJO por el nombre de KYOKUSHIN KAI KAN, a partir de este momento se da por fundada la Organización Internacional de Karate Kyokushin Kai Kan.

NO PODEMOS DECIR QUE KYOKUSHIN KARATE ES EL MEJOR ARTE MARCIAL O QUE HAY ARTES MARCIALES BUENAS O MALAS, SINO QUE HAY BUENOS O MALOS PRACTICANTES, KYOKUSHIN SE DESTACA DENTRO DEL MUNDO DE LAS ARTES MARCIALES, GRACIAS AL GRAN ESFUERZO QUE HACEN SUS PRACTICANTES, POR SEGUIR LA HUELLA DE SU FUNDADOR.


Es obvio decir que un estilo solo es fuerte sí quienes lo practican también lo son. Por lo tanto, es responsabilidad de todos que hallan decidido seguir a Sosai, el entrenar duro y forjar un espiritú indomable para que así la tradición, espíritu y fuerza de Kyokushin Karate pueda ser reconocida por todos durante muchos años
.